código de ética

PRÓLOGO
Inspección General de Propiedades se fundo para dar una solución concreta al mercado inmobiliario, comprobar que las viviendas que se pretenden adquirir reúnan los requisitos necesarios que los compradores demandan, que no son otros que el ejercicio pleno del derecho a la propiedad. Esto es lo que garantiza la organización, que lo se compra es exactamente lo que se espera comprar. Para ello es preciso la revisión y control de información, las actuaciones de los profesionales adecuados, y la emisión del informe en donde se ponga de manifiesto todas las circunstancias del informe.

Por todo ello IGP garantiza SEGURIDAD, IMPARCIALIDAD, INDEPENDENCIA, INTEGRIDAD y ETICA, siendo estos, no solo los valores fundamentales de la organización, sino el producto en si mismo que se oferta. Sin el respeto a estos valores no existiría producto, por lo que la plasmación de los mismos en todo el proceso debe ser algo prioritario y esencial, comprendido, compartido y asumido por todas y cada una de las partes interesadas de la empresa.
La reputabilidad de IGP es lo que hace fiable y necesario al servicio que presta, por lo que esta misma reputabilidad se le debe exigir a todos aquellos que intervengan en la actividad que se desarrolla.

Nuestro Código Ético describe los valores, los principios y las normas aplicable a todos los que forman IGP, sobre los que se cimenta el crecimiento y sus relaciones de confianza con sus clientes, socios comerciales y colaboradores.
Nuestros clientes esperan ejemplaridad a la hora de prestar nuestros servicios, demandando integridad, imparcialidad e independencia, como ejes vertebradores de todas nuestras actuaciones.

Por tanto, todos los empleados y colaboradores de IGP deben actuar de acuerdo con nuestro Código Ético, así como aplicar y defender activamente sus valores, principios y reglas. Todos somos responsables de que su cumplimiento sea una parte vital de nuestro negocio y éxitos futuros, con el fin de preservar y mejorar la reputación de IGP. Por todo ello, empleado, colaboradores o socios comerciales, deben asegurarse de que las decisiones que adoptan en su trabajo diario son acordes con los requisitos enunciados en el Código Etico, Manual de Políticas y Procedimientos Internos, teniendo presente que toda infracción de los mismos es una circunstancia grave, cuyo conocimiento debe ser objeto de comunicación inmediata, y que puede conllevar no solo responsabilidades legales, sino las integrantes en el reglamento disciplinario interno, y todo ello amen de afectar a al reputación de IGP.

VALORES ESENCIALES DE LA ORGANIZACIÓN

La Reputabilidad de IGP y la Seguridad que los usuarios obtienen del trabajo desarrollado, se asientan en los siguientes valores:

1.- Integridad y Etica
– Cumplimos nuestras códigos deontológicos, estándares y reblas profesionales y la ética local e internacional en nuestras actividades.
– Actuamos de buena fe, con honestidad y equidad.
– Hacemos prevalecer un buen trabajo, cumpliendo con los requisitos y los tiempos establecidos, antes que el interés económico, llegando incluso a rechazarlo en pro a un mejor servicio.
– Seguimos las políticas y procedimientos establecidos por IGP.
– Respetamos la confidencialidad de los datos manejados, tanto personales como de negocio.
– Cumplimos la legalidad local e internacional en todas sus vertientes.
– En ningún caso utilizamos nuestra actividad para lograr, de forma activa, nuevas prestaciones de servicios fuera de la organización.

2.- Imparcialidad e Independencia.
– Nuestro principal objetivo es ofrecer una conclusión profesional diligente, desinteresada, objetiva e informada, sin influencias externas, y aun cuando la misma no sea del agrado del propio cliente.
– En ningún caso aceptaremos un trabajo cuando tengamos un conflicto de intereses.
– Redactamos informes que reflejan exactamente las acciones realizadas y los datos obtenidos de acuerdo con buenas prácticas profesionales.
– Cualquier intromisión interna o externa que pretenda hacer influir en nuestro trabajo será rechazada y puesta de forma inmediata en conocimiento de la organización.

3.- Responsabilidad social y medioambiental.
– Tenemos un firme compromiso con las necesidades sociales. Nuestra filosofía y valores implican contribuir al bienestar social, compaginar rentabilidad y responsabilidad, a través de las fundaciones y asociaciones que respondan a estos fines.
– Todos debemos respeto a la sociedad, las personas y el entorno en el que vivimos y trabajamos, y siempre tenemos en cuenta el impacto de nuestras acciones sobre la sociedad, las personas y el medio ambiente, incluyendo los animales.

NUESTRAS CONDUCTAS
Todos los que guarden relación directa o indirecta se obligan y comprometen tanto a acoger las conductas propias de nuestro código ético como a prevenir y desterrar conductas que vayan en contra de nuestros valores.

Sin ser exhaustivos ni excluyentes, se debe hacer mención de las siguientes:
1.- Aplicar sin excepción nuestro código ético.
Nuestro código ético debe representar nuestro ADN, su aplicación debe ser inherente al comportamiento de quienes entablen cualquier tipo de relación con la organización.
El código ético garantiza el buen comportamiento en nuestras actividades cotidianas, el cual debe ser conocido y aplicado por cada responsable, empleado o colaborador.

2.- Nuestro comportamiento debe estar regido por los principios de transparencia, honestidad y equidad.
Se debe actuar cumpliendo en todo momento los valores, principios y reglas de nuestro Código Etico, de modo que no supongan una violación de las leyes o normas aplicables en aquellos países en donde se preste algún tipo de servicio.
Todo aquel que este interesado en formar parte en la organización, ya se interna o externamente, deberá acreditar un grado mínimo de honestidad en su actividad profesional, para lo cual deberá presentar aquellos documentos que le sean solicitados con la firma del contrato colaboracional o de prestación de servicios.
No se podrá establecer o aceptar objetivo alguno de rendimiento que únicamente pueda ser conseguido infringiendo las normas expuestas anteriormente.

3.- Compromiso a respetar íntegramente las leyes y normativas vigentes en todos los países en los que se presten los servicios.
Nuestro código ético va mas allá de la propia normativa, por lo que, y como no puede ser de otro modo, dicha normativa debe ser cumplida sin excepción en nuestra prestación de servicios. Por tanto cada empleado y colaborador es responsable de cumplir con las leyes, normas u otras obligaciones, incluyendo los códigos deontológicos de cada profesión, en el desarrollo de la prestación de servicios.

4.- Integridad de nuestros servicios
Debemos evitar las situaciones en las que nuestra profesionalidad, independencia o imparcialidad puedan quedar en entredicho. Nos comprometemos a examinar y tratar estas situaciones de manera abierta y transparente.
Debemos prestar nuestros servicios con total equidad, de manera profesional, independiente e imparcial, sin tolerar influencias exteriores que puedan desviarnos de nuestros procedimientos y métodos aprobados o conducirnos a alterar el contenido final de nuestros informes o averiguaciones.
No debemos ceder a ninguna presión o influencia que pretendan cambiar nuestros informes o averiguaciones.
Debemos dar cuenta de buena fe de nuestras averiguaciones, estudios y análisis. Nuestros informes deben presentar con exactitud nuestras opiniones y conclusiones, así como los resultados obtenidos.
Apoyándonos en nuestros procesos y controles, debemos asegurarnos de la integridad de nuestros servicios.

5.- Integridad de los documentos y la información.
Cada empleado o colaborador de IGP es personalmente responsable de la información que proporciona y de todos los documentos que emite entre los que se incluyen, sin limitación, informes, certificados, documentos emitidos por organismos públicos y privados.
Todos los empleados y colaboradores deben asegurarse de que la información y los documentos que facilitan, ya sea a través de sistemas informáticos, de forma interna o externa, contienen información fiable, verídica y completa.
Lo anterior también incluye los documentos e información relativa a recursos humanos, financieros, jurídicos y tributarios, así como a la documentación que sea requerida por IGP.
De igual forma, cualquier documento realizado ad hoc por empleado o colaborador, deberá guardar, en sus manifestaciones, los principios de fiabilidad, veracidad y completud.

6.- Lucha contra el cohecho, la corrupción y el trafico de influencias.
Cualquier tipo de influencia, ya sea interna o externa, a miembros de la organización, colaboradores o a persona, funcionario o autoridad, realizada con el fin de obtener un resultado interesado, o de acelerar, paralizar, obstaculizar o ralentizar la emisión de cualquier documento, será perseguido de forma activa por parte de IGP, siendo obligación de empleados, colaboradores y demás partes interesadas, poner en conocimiento de la organización cualquier actuación o practica en este sentido.
La objetividad, imparcialidad y el desinterés en los resultados derivados de los informes emitidos es la base de nuestra prestación de servicios por lo que resulta del todo incompatible cualquier conducta que pudiera hacer disminuir o alterar dichos principios.
En ningún caso se realizará conducta alguna que pudiera influenciar a terceros, ni aconsejar la realización de la misma, debiéndose estar a los procedimientos establecidos, internos o externos a la organización, para cada actuación.
Asimismo cualquier cliente que pudiera verse afectado por una conducta inapropiada por parte de trabajador o colaborador, como pudiera ser la exigencia de una contraprestación para la emisión de un informe incumpliendo lo indicado anteriormente, deberá ponerlo en conocimiento inmediatamente a la organización.

7.- Prevención de la Estafa junto con la detección de cualquier variante de falsedad documental.
Desgraciadamente no resulta inusual la existencia de estafas o engaños en el mundo inmobiliario, en muchas veces secundadas, asesoradas y cooperadas por los propios profesionales, convirtiéndose estos en un vehículo idóneo para conseguir el resultado lesivo.
Son precisamente estas conductas las que provocan la desconfianza reinante hoy en el mercado inmobiliario, desconfianza que es el motivo principal del nacimiento de IGP.
Cualquier tipo de acción u omisión tendente a defraudar los intereses de terceras personas debe ser perseguido tanto por la organización como por los empleados, colaboradores y terceros interesados, siendo este uno de los fines comunes de todos los implicados.
Por tanto, todo aquel que guarde una mínima relación con IGP deberá abstenerse de realizar acción alguna tendente al fin defraudatorio, incluida la manipulación de documentos, así como de poner inmediatamente en conocimiento de la organización, cualquier tipo de conducta que pudiera descubrir a tal fin.

8.- Evitar el Intrusismo y deslealtad profesional
La característica de nuestro servicios es que son prestados por profesionales éticos, íntegros y de cualificación suficiente para obtener la excelencia en los resultados derivados de la prestación de servicios.
Por tanto todo aquel que deseé formar parte de la organización deberá acreditar, conforme a los controles implantados, que reúne los anteriores requisitos. Cualquier acción u omisión tendente a simular el cumplimiento de los requisitos exigidos, o la falta de la diligencia debida exigible en el desarrollo de la prestación de servicios será causa inmediata de exclusión de la organización, sin perjuicio de las sanciones internas y/o consecuencias legales que de dichos actos se pudieran derivar.

9.- Nunca ser un vehículo para favorecer situaciones de insolvencia punible y/o frustración de las ejecuciones.
Los profesionales cuidarán de poner de manifiesto cualquier indicio que pudiera hacer preveer que la transmisión del inmueble pudiera obedecer a un intento de disminuir el activo a fin de defraudar a los acreedores.

10.- Se deberá evitar cualquier tipo de conflicto de intereses.
Ni que decir que la imparcialidad debe presidir toda la prestación de servicios. Por tanto cualquier trabajador o colaborar deberá abstenerse de realizar un informe cuando exista una relación de amistad o consanguineidad con el cliente.
Es fundamental que se ponga en conocimiento a la organización cualquier tipo de conflicto de intereses, ya sea por el propio implicado o por quien pudiera tener noticias del mismo, y ello por cuanto es imprescindible que los informes ni tan siquiera puedan verse comprometidos, o puestos en tela de juicio, siendo la seguridad que dota la imparcialidad un elemento esencial de los mismos.

11.- Confidencialidad (no revelación de secretos)

Todos los integrantes de IGP así como sus colaboradores están plenamente comprometidos con la confidencialidad de los datos tratados, ya sean personales o de negocio.
Todas las informaciones obtenidas con ocasión de la prestación de nuestros servicios deben ser tratadas y deben permanecer en estricta confidencialidad, salvo que sean objeto de una difusión pública autorizada.
Todos los empleados y colaboradores deben tomar las medidas necesarias para proteger la confidencialidad de la información a la que acceden, respetando a título personal este compromiso de confidencialidad y cuidando de que sea respetado por los colaboradores bajo su responsabilidad, utilizando medios adecuados ya sea a través de cláusulas del contrato de trabajo, firma de acuerdos de confidencialidad o bien cualquier otro medio permitido en derecho. Los empleados y colaboradores de seguirán sujetos a estas obligaciones de confidencialidad después de cesar en sus funciones.
Todos debemos cuidar de que se cumpla la protección de la confidencialidad de la información adoptando localmente las medidas de seguridad adecuadas, restringiendo el acceso a las personas autorizadas exclusivamente, asegurando la custodia en áreas seguras y protegiendo físicamente los documentos.

12.- Blanqueo de capitales, fraudes a Tesoreria General de la Seguridad Social y Agencia Estatal Tributaria.
No podemos asumir y difundir nuestro código ético sin que, personal, colaboradores o terceras partes interesadas, asuman y cumplan sus propias obligaciones con los organismos públicos, pues con el cumplimiento de las mismas se contribuye al sostenimiento de la sociedad en donde actuamos.
Igualmente poco podría hablarse de honestidad e integridad si incumplimos las normas y las leyes, especialmente las destinadas al interés general.
Por tanto IGP está plenamente comprometida en el cumplimiento de estas obligaciones, y dicho compromiso debe ser asumido igualmente por aquellos que pretendan formar parte de este proyecto empresarial, ya sea de forma directa como empleados, o de forma indirecta como colaboradores o terceras partes interesadas.

13.- Marcas comerciales y derechos de propiedad intelectual
Las informaciones comerciales, técnicas y financieras, los software, las metodologías y procedimientos, los secretos comerciales, las bases de datos, las invenciones, los conocimientos desarrollados o adquiridos y las informaciones que sean objeto de acuerdos de no divulgación se deben mantener y conservar de manera estrictamente confidencial.
El uso de esta información ha de permanecer restringida a los fines profesionales autorizados y no ser utilizada con un objetivo personal. Su utilización se debe limitar a las personas habilitadas para recibirlos y utilizarlos.
Tanto lo anterior como las marcas y nombres comerciales de IGP no podrán ser utilizados con fines distintos a los prescritos por IGP, ni durante la relación con la organización, ni una vez concluida la misma.

APLICACIÓN DEL CODIGO

1.- Asunción de documentos
Todos los empleados y colaboradores deberán acatar los siguientes documentos:
El presente código ético
Los procedimientos internos de la organización.
Cualquier documento interno que amplíe o interprete lo indicado en el presente código.
El reglamento interno disciplinario.

2.- Campo de aplicación
El presente código será de aplicación a todo empleado, colaborador y asociado de IGP, incluyendo proveedores, subcontratistas, agentes, comisionistas y cualesquiera otros que mantengan una relación de colaboración o subordinación con la organización.

3.- Autoridad dentro de la organización
IGP mantiene un órgano colegiado para la ética, el cual tendrá las competencias tanto para la aplicación como para la imposición de las correspondientes sanciones, conforme al procedimiento establecido al efecto.

4.- Denuncias.
La puesta en conocimiento de cualquier acción u omisión que vaya en contra de lo dispuesto en el presente código, deberá ser puesta en conocimiento del organismos competente a través de las siguientes vias:
Directamente al organismo a través de la remisión de email a ……
A través de los superiores jerárquicos, quienes tiene la obligación de remitir la denuncia al organismo competente.

5.- Conocimiento del código ético.
Todo trabajador y colaborador deberá conocer el presenta código. Para la contrastación de dicho conocimiento IGP elaborará test o cuestionarios que deberán cumplimentar las personas indicadas anteriormente a fin de comprobar el conocimiento real de lo estipulado en el mismo.

6.- Formación continua
Todo empleado y colaborador deberá asumir un compromiso de formación continuada a efectos de comprender de forma concreta, lo dispuesto en el código ético y en los procedimientos, así como de los requisitos o circunstancias que comportan la comisión de las diferentes conductas prohibidas.
En este sentido cada profesional se formará en las áreas de su actuación en donde exista mas riesgo, y acomodando dicha formación a los conocimientos previos que pudiera tener.